Blog

Al Día Sobre Autoprotección

Visita nuestro BLOG para mantenerte informado sobre las últimas noticias referentes a la Autoprotección
Señal Extintor y Sentido Evacuación

Como podéis ver, "Apartahotel Boutique 7 Escalones" ha confiado en nosotros para la señalización de sus instalaciones. Hemos escogido IMPLASER como proveedor y sus señales CLASE A de 300 milicandelas. Estas señales se fabrican acorde a la norma UNE 23.034 y el Código Técnico de la Edificación de España. Su calidad y buen acabado se aprecia a simple vista y contribuyen a la sensación de seguridad indicando tanto los elementos contra incendios como las rutas de evacuación.

Apartahotel 7 ESCALONES en Rota

Sumamos dos nuevos clientes a nuestro portfolio, APARTAHOTEL BOUTIQUE "7 ESCALONES" e I.E.S. BOTÁNICO

Se trata de flechas y/o formas geométricas con combinaciones de colores, muñequitos y figuras esquemáticas que pueden sacar de un apuro, evitar perderse en un lugar desconocido o meter la mano donde no se debe. Es un lenguaje visual que dice mucho con muy pocos elementos, pero que si está bien hecho, pasará casi desapercibido para sus usuarios que seguirán sus indicaciones sin que ni siquiera asome por su imaginación el enorme esfuerzo, el trabajo y la historia que hay detras de ellos.

Hoteles, hospitales, aeropuertos, estadios, centros de enseñanza, aparcamientos, etc. son entornos complejos y cada día más. Por esto la señalización y la orientación están recibiendo más atención del público en general. Si además tenemos en cuenta que el mundo se está volviendo más pequeño debido pricipalmente a Internet, entonces entendemos que ha aumentado la conciencia de la señalización o la falta de ella, y la necesidad de mejorarla y hacerla más comprensible a nivel internacional.

En principio el margen no parece muy grande en un ámbito en general muy regulado. Pero lo cierto es que este lenguaje gráfico no es tan universal como podría parecer en un principio y, de echo, crea continuos desajustes culturales. Por ejemplo, en el metro de Bangkok en Tailanda, hay un pictograma para ceder el asiento a los monges budistas, que a los visitantes occidentales le costará identificar.

En cuestión de tráfico la regla más extendida es la Convención sobre Señalización Vial de Viena de 1968. La han firmado 69 paises de mundo, incluidos los europeos. En el ámbito de los productos peligrosos, es el Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos (GHS) que es un estándar acordado bajo el paraguas de Naciones Unidas y extendido en buena parte del mundo desde hace dos años. Además la Organización Internacional para la Estandarización (ISO, en sus siglas en inglés)) es una entidad con sede en 164 paises que intenta estandarizar el ámbito de los símbolos gráficos, ofreciendo bases comunes para tdo tipo de pictogramas y señales de peligro, prohiición, obligación, emergencia, etc.

En una emergencia tanto en un Cenrto de enseñanza, como en un Hotel u otro emplazamiento donde se aglute multitud de personas, la señalistica juega un papel primordial en su funcioamiento y desarrollo. Primero porque desde el punto de vista de los usuarios, la primera impresión al ver las señales de emergencia da sensación de estar en un entorno seguro. No es lo mismo ver un extintor colgado sobre una pared, que verlo con su señal de localización fotoluminiscente y adecuado a su uso. Lo mismo ocurre con los planos de evacucaión. El cliente que se aloja en un Hotel, si procede del norte de Europa principalmente, una de las primeras cosas que revisa es el conocido como "Plano Usted Está Aquí". Es un plano que además de indicar la ruta principal y alternativa de evacuación desde la habitación, da en varios idiomas las instrucciones básicas de como comportarse y con quié comunicarse en caso de emergencia.

Necesitamos que todos los responsables se conciencen de la utilidad de estos pictogramas, señales, planos, etc. Que estén al día en cuanto a su normativa y que se divulge su compresión por parte de todos los usuarios del entorno.

 

Estrés Docente

Estrés Docente o Burnout

Según un estudio realizado, el 37’5% del colectivo docente se considera bastante estresado por la interacción con los/as alumnos/as, que un 7’4% del profesorado asegura que alguna vez ha sido agredido por algún escolar y que un 2% admite que el alumnado le ha agredido físicamente al menos una vez al mes. Asimismo, el nivel de estrés generado por la interacción profesor-familias se eleva a un 19’3 %, indicándose que un 24% del profesorado ha recibido en alguna ocasión por parte de las familias insultos. Es por ello que dicho estudio constate que más del 50% del profesorado tiene altos niveles de estrés.

Pero, ¿A qué denominamos estrés docente?

Podemos denominar estrés a aquella excesiva activación psicológica y física que padecen los docentes como consecuencia de la interacción de los estímulos ambientales (clima del aula, relación con las familias del alumnado, relaciones con los compañeros del equipo educativo y centro, etc.,) y la respuesta idiosincrásica del individuo (teniendo en cuenta sus expectativas, exceso de control, forma de afrontar conflictos, etc.,) que puede desencadenar en problemas de salud y laborales (manifestaciones conductuales, actitudinales, psicológicas y fisiológicas).

¿Por qué son tan elevadas las estadísticas? ¿Cuáles son las causas que generan el estrés docente?

Algunas de las causas que generan el estrés docente son:

  • Escasez de recursos materiales y humanos. El docente se encuentra solo en su aula ante la diversidad de capacidades e intereses del alumnado, teniendo que ofrecer una formación adaptada a las características de éste. En ocasiones, se producen dificultades de aprendizaje que el docente por sí solo no puede minimizarlas y es necesario contar con el apoyo de otros profesionales (logopedas, orientadores/as, profesor/a de educación especial).
  • Atender a las necesidades específicas de apoyo educativo del alumnado. Además de ser la colaboración necesaria de otros profesionales, el docente durante su formación inicial no ha sido formado de cómo atender y afrontar las dificultades de aprendizaje que se pueden manifestar en el aula. Accede a la función pública teniendo dificultades para realizar adaptaciones curriculares ajustadas a las necesidades del alumnado.
  • Falta de motivación e interés por parte del alumnado. El docente sufre malestar y desconcierto al observar que existe un desequilibrio entre sus expectativas y la realidad con la que se encuentra en el aula, alumnado que no tiene motivación ni deseo de continuar su formación. En un primer momento, los docentes sobrepone y activan mecanismos de adaptación, pero en los que el problema persiste produce desánimo e insatisfacción al observar que sus expectativas no se aproximan a la realidad y no saben cómo afrontarla.
  • Problemas de disciplina del alumnado. Constantemente observamos a nuestro alrededor y a través de los medios de comunicación la dificultad que se encuentra el profesorado en su actividad cotidiana debida a los problemas de conducta del alumnado, en algunas ocasiones siendo el profesorado el objeto de esa violencia, ya sea verbal o física.
  • Falta de reconocimiento social.La labor de los docentes en algunas ocasiones queda menospreciada o poco valorada por la sociedad. En la actividad cotidiana son desautorizados, en algunos casos, por la propia familia del alumnado. En algunas comunidades autónomas se ha iniciado el reconocimiento como autoridad pública.
  • Falta de colaboración de las familias.El profesorado, en ocasiones, se ve incapaz de que exista una comunicación fluida y una colaboración eficaz con las familias del alumnado, ya que éstas no participan en la actividad educativa.
  • Innovaciones educativas sin formación previa.El profesorado debe estar actualizado y formándose constantemente, pero en ocasiones se introducen cambios en su práctica cotidiana y no se ha formado previamente sobre éstos, produciendo desconcierto e incertidumbre.
  • Inadecuada relación con el resto del profesorado. Puede darse la situación, que existan divergencias y dificultades en la comunicación entre los distintos docentes del centro, provocando malestar generalizado y como último extremo, ansiedad y estrés ante la situación vivida.

¿Cómo se podrían reducir el nivel de estrés del profesorado?

Desde el centro educativo:

  • Promover actuaciones dirigidas al profesorado que sufre el síndrome de burnout. Los orientadores junto al equipo directivo pueden promover actividades de perfeccionamiento. Para ello sería necesario hacer un análisis inicial de necesidades para detectar qué profesor/a está sufriendo estrés, para posteriormente implantar las acciones y tras ello, evaluar las actuaciones llevadas a cabo.
  • Establecer mayores cauces de comunicación entre el profesorado y la familia. Se pretende que los centros educativos sean una continuidad de la sociedad para ello es necesaria la colaboración de los padres y las madres del alumnado, puede ser a través de acciones conjuntas, la asociación de madres y padres del alumnado, etc.
  • Promover actuaciones dirigidas al alumnado para disminuir los conflictos en el centro educativo. A través de la mediación entre iguales, o la mediación escolar pueden gestionarse numerosos conflictos que pueden ser resueltos a través del diálogo y la comunicación.
  • Crear grupos de trabajo. A través de la organización de un grupo de trabajo (conjunto de docentes que trabajan de manera colaborativa sobre una cuestión) podrían establecerse unas pautas metodológicas para afrontar situaciones que generen estrés en el aula.

Desde las administraciones educativas:

  • Promover cursos de formacióna través de los Centros de Profesorado: Relacionados con la resolución de conflictos, autoconcepto, autoestima, habilidades sociales y asertivas, cómo afrontar el estrés en el aula, etc.
  • Reconocer al profesoradocomo autoridad pública.
  • Disminuir la ratio de alumnos por clase.
  • Distribución de recursos humanos eficazy adaptada a las características de los centros educativos y del alumnado.
  • Incluir en la formación inicial del profesorado materias que versen sobre cómo adaptarse a la diversidad del aula.

Solo a través de una actuación conjunta de la administración educativa y los centros educativos, contando con los recursos necesarios podrán desembocar en una disminución de estos datos. Mientras tanto, el profesorado deberá seguir haciendo frente a su situación personal apoyándoselo en su buen hacer y profesionalidad.

Bullying

Consejos para padres y responsables educativos del alumno

Nos referimos a acoso escolar cuando hablamos de situaciones basadas en la “desigualdad” entre el agresor y la víctima, en la que se establece una relación dominio-sumisión y podemos describirlo como: acciones, o conductas donde uno o más alumnos insultan, difaman, amenazan, chantajean, difunden rumores, pegan, roban, rompen cosas, ignoran o aíslan a otros de manera sistemática y prolongada en el tiempo. Estos actos producen en quien los sufre sentimientos de indefensión e inferioridad.

Para ello, te proponemos los siguientes consejos para prevenir y detectar a tiempo el acoso escolar:

 

  • Permanece atento a las señales de alerta:

Si el niño/a está sufriendo acoso escolar es posible que evita ir a clase, está más nervioso o retraído, presenta síntomas psicosomáticos (dolor de tripa, cefaleas, vómitos, insomnio…), su material escolar desaparece con frecuencia, si pierde el interés por los estudios o el rendimiento baja súbitamente.

 

  • Mantén la calma:

Habla con él/ella sobre sus preocupaciones y sobre su vida en el día a día en el colegio, transmitiéndole tranquilidad. Si no actuamos serenamente los niños no se atreven a contar sus problemas por miedo a nuestra reacción y por evitar angustiarnos, y por tanto no podremos ayudarles.

 

  • Habla con tu hijo/a sobre cómo resolver sus problemas:

Ponle algún ejemplo de tus dificultades y cómo has sabido resolverlas. Con ello, le estás demostrando dos importantes lecciones: que todos tenemos problemas, que no estamos solos y que necesitamos contarlo para buscar soluciones.

 

  • Fomenta su autoestima:

El valor que tiene ser único y transmítele que sus diferencias le hacen singular. Esfuérzate para que el niño/a se sienta muy valorado y querido, que tenga una visión sana de sí mismo/a y acepte sus defectos de manera realista.

 

  • Ponte en contacto con el centro escolar e infórmales de la situación:

Los centros escolares están obligados a implicarse y tomar medidas, deben actuar también ante casos de Ciberbullying aunque el acoso ocurra fuera del centro. Se puede pedir una reunión con el tutor/a de tu hijo/a para contarle la situación. Pondrán en marcha un protocolo de actuación en el que intervendrán: el tutor/a, orientador/a jefatura de estudios y dirección, para proteger a tu hijo/a ayudarle, fomentar relaciones sociales sanas y de igualdad, así como para trabajar con el alumno/a que esté acosando. Si el acoso está teniendo lugar a través de las Nuevas Tecnologías, existen grupos especializados de la Policía y Guardia Civil a los que se puede acudir para denunciar la situación.

 

  • Solicita al centro escolar que impartan formación sobre el acoso escolar y el ciberacoso, así como sobre la gestión de las emociones y resolución de conflictos:

Los centros que llevan a cabo este tipo de actividades, además de enseñar herramientas básicas para la vida, identifican situaciones que aún pueden prevenirse.

 

  • Ayúdale tú también a poner en palabras sus emociones:

Cuando tu niño/a esté triste, se enfade o esté frustrado, conecta con su emoción y enséñale a entender y superar su malestar.

 

  • Enséñale que existen límites:

Que no se pueden traspasar, ni en casa, ni fuera de ella y que los actos violentos tienen consecuencias para quien los hace. Asegúrate que tiene clara la diferencia entre “ser popular” (por ser agresivo o acosador) y ser aceptado y querido por los demás por su forma sana de relacionarse.

 

  • Indica a tu niño/a que si existe una situación de violencia en el centro escolar, ha de ser solidario:

No defender a un compañero y acallar la situación, también implica formar parte del juego del acoso escolar y fortalecer la posición de poder del agresor. “Si te callas, ante el acoso a otro compañero, te conviertes en cómplice y en agresor pasivo”. Ayúdale a ser empático/a : “ponerse en el lugar de la víctima”. Reflexiona con tu hijo/a ¿Si alguien te acosara, cómo te sentirías?.

 

  • Si tu niño/a muestra actitudes violentas para conseguir algún fin, corrígele:

No dejes que esta sea la manera en que logra sus objetivos, y muéstrale también a través de tu ejemplo como padre/madre/educador7etc., que las metas se alcanzan sin necesidad de ser violentos. Aprender a respetar a los demás es básico en cualquier relación de convivencia.

Hidratación

 

Causas, síntomas, efectos y medios de prevención ante una Ola de Calor

A continuación damos unos breves consejos para evitar las consecuencias de una ola de calor sobre las personas. Evitar la exposición directa del sol, sobre todo entre las 11 y las 18 horas, hidratarse continuamente, usar prendas adecuadas que favorezcan la transpiración, además de descansar y comer adecuadamente, son claves para evitar los golpes de calor. Son medidas que deben extremarse especialmente en colectivos como los niños, mayores y embarazadas, pero también entre los trabajadores que realizan su actividad al aire libre. 

El objetivo no es otro que evitar que haya accidentes laborales y proteger a las personas de las altas temperaturas que pueden ocasionar cansancio, dolor de cabeza, calambres musculares, deshidratación, náuseas, agotamiento e hipertermia. Estos son los principales síntomas de un golpe de calor cuya aparición puede aumentar con la llegada de las temperaturas extremas que se alcanzarán durante estos días.

Cuando aparece alguno de estos síntomas, lo principal es disminuir la temperatura del cuerpo ya sea colocando a la persona en un lugar más fresco, refrescándole la piel, dándole masajes para estimular la circulación, ofreciéndole agua para hidratarse e incluso, bañarle con agua para que los grados corporales bajen. Si los síntomas no disminuyen y el golpe de calor continúa, de inmediato hay que llevarle a los servicios sanitarios o llamar al 112.

Para evitar riesgos, nos podemos ayudar de elemento externos que protejan de los efectos de las altas temperaturas, como viseras, gafas de sol, gorras, fotoprotectores, entre otros. Además, es importante concienciar a la sociedad en prevención laboral, formándoles e informándoles sobre las necesidades de cada puesto de trabajo, así como de sus medidas preventivas.

Con la llegada de la ola de calor, hay que hacer hincapié en la necesidad de adoptar unas medidas básicas, especialmente en aquellos sectores que realizan su actividad al aire libre:

  • Hidratación continua, evitando el alcohol y las bebidas con cafeína que hacen perder más líquido corporal. Cuando aumenta la temperatura del cuerpo, el organismo reduce ese nivel térmico con la sudoración, si se pierde agua y no se repone es cuando el cuerpo empieza a descontrolarse.
  • Evitar la exposición al sol en las horas más peligrosas del día y permanecer en lugares frescos, a la sombra o con una buena ventilación.
  • Organizar los ciclos de trabajo para tener breves periodos de descanso.
  • Son necesarias gorras y cremas de protección solar si se trabaja a la intemperie. Al igual que utilizar ropa ligera y que permita la transpiración.
  • Dormir ocho horas y seguir una buena alimentación para mantener un alto nivel de tolerancia al calor y reponer las sales que se pierden con el sudor.
  • En verano y más con altas temperaturas, nunca debe dejarse a ninguna persona dentro de ningún vehículo ni en casetas sin ventilación.

 

La Residencia Estudiantil "Guzmán El Bueno" nos ha encargado la actualización de su Plan de Autoprotección.

La Residencia cuenta con dormitorios de dos camas repartidos en dos plantas independientes entre sí. Cada planta cuenta con sala de estar, aparatos de Tv. y cuartos de baño.

Para actividades de estudio disponen de una amplia biblioteca, tres salas de estudio y un aula de informática con conexión a internet y wifi.

Cada día trabajamos con más estrés laboral

El estrés es un fenómeno cada más frecuente y con consecuencias importantes, ya que puede afectar al bienestar físico y psicológico y también deteriorar la salud de las organizaciones. Es un elemento empobrecido de la salud y la eficiencia, tanto individual como social, y actúa en gran medida en el lugar de trabajo, convirtiéndose en un aspecto principal de la seguridad y la salud laboral.